Especial: 666, un número diabólico

El número 666 no es un número cualquiera. En el Apocalipsis de la Biblia se utiliza para designar a un diablo, por ello es conocido como el número de la bestia. Hay muchas versiones acerca del origen de este número, desde religiosas hasta académicas. Aquí vamos a hablar acerca de varias de ellas.

El Ap 13-18 dice lo siguiente: «aquí hay sabiduría: El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis». Según algunas doctrinas cristianas, este número sería la marca que impondría el Anticristo en la mano derecha o en la frente de cada ser humano cuando la Tierra llegue al final de sus tiempos.

Un día, Wikicurios recibió 666 visitas exactas. ¿Coincidencia?

Otra teoría se basa en que los romanos expresaban los números con letras con distinto valor. Así, la cantidad 666 sería DCLXVI en números romanos, acrónimo que significaría: Domitius/Domitianus Caesar Legatos Xti Interfecit (que, traducido, sería: Domicio/Domiciano César mató vilmente a los enviados de Cristo). Domicio o Domiciano es el nombre del emperador Nerón antes de ser adoptado por el emperador Claudio. Según esto, la cifra 666 declaraba a Domicio como el Anticristo.

Escultura del emperador romano Domiciano

Sin embargo, varias investigaciones sobre documentos importantes como los Papiros de Oxirrinco confirman que el número que se quería representar en el Apocalipsis no era otro que el 616. San Ireneo de Lyon, un obispo que vivió entre los siglos II y III, ya lo había sugerido en uno de sus libros. La hipótesis sienta sus bases en la eliminación de la L de Legatos en el acrónimo. Con esto, quedaría que Domicio/Domiciano César mató vilmente a los enviados de Cristo, lo que da más sentido a la oración.

Pero la versión más actualizada no denomina al número 666 como un ser, sino como un objeto: la World Wide Web (www). Esta chocante teoría tiene su origen a finales del siglo XX, en medio de una excavación arqueológica en las ciudades bíblicas de Sodoma y Gomorra.

Allí se encontraron restos de una antigua cultura semítica hasta el momento desconocida que, en sus grabados, identificaba el fin del mundo como un ser ligado a tres símbolos iguales, similares a la letra omega griega (Ω), a los que los expertos atribuyeron la posible pronunciación [uom]. La señal se leería, por tanto, uom uom uom

Las conclusiones relacionaron esta letra con otra[waw], presente en los alfabetos semíticos arameo, hebreo y árabe, que representa a la w del alfabeto latino, y que es la sexta letra de los tres alfabetos. Por lo tanto, 666 sería igual a www.

La letra W es la sexta en los alfabetos hebreo (en la foto), griego y arameo

Este número es tan misterioso que hasta ha traído al mundo una fobia (de nombre no exactamente corto): la hexakosioihexekontahexafobia, que se basa en el miedo irracional a todo lo que tenga que ver con el número 666. Incluso las fracciones que dan un decimal con un periodo así, como 6/11 = 0’666…

¿Conoces alguna versión más del origen de este número? Coméntala.

Anuncios

Una respuesta a “Especial: 666, un número diabólico

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s