¿Por qué decoramos un árbol por Navidad?

Hoy es Nochebuena, víspera de Navidad, y las familias están esperando que llegue el día con entusiasmo e ilusión, y con el árbol de Navidad lleno de luces y adornos en las casas. Esta es una tradición llevada a cabo en muchas generaciones, pero, ¿alguna vez te has preguntado cuáles son sus orígenes?

Esta tradición tiene su origen en épocas del oscurantismo, cuando la pérdida de las hojas de los árboles en otoño se debía, según el pueblo, a que los espíritus los habían abandonado. Así, los habitantes hacían “regresar” a los espíritus colgando adornos hechos a base de telas y piedras de colores de las ramas de los árboles. Esto fue un ritual pagano hasta el siglo VIII.

Fue en este siglo cuando Alemania comenzó a talar abetos para celebrar bodas de personas de la realeza, decorando los mismos con dulces y frutas. Con el paso del tiempo, esta tradición se llevaba a cabo también por el pueblo, y se iba expandiendo por otros países. A finales de la época victoriana, la tradición se había propagado por toda Europa.

Árbol de Navidad en Alemania

Al estar en las casas, los adornos se iban haciendo cada vez más variados: desde ristras de pequeñas cuentas de vidrio hasta ornamentos de papeles en forma de rosas (en homenaje a la Virgen). También se fue adoptando la costumbre de iluminar los árboles con velas para designar a Jesucristo como “Luz del Mundo“.

Anuncios

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s