Jack, el cordero que se cree perro

Alison Sinstadt y Simon Sherwin son una pareja inglesa que tienen una tienda y una granja. La pareja salvó a Jack, un cordero, de morir poco después de su nacimiento. Al ser pequeño y débil, la pareja decidió llevar a Jack a su casa, donde lo obligaron a beber leche. Allí se crió con Tessie, un springer spaniel, y ahora está convencido de que es un perro pastor.

Los dos animales se hicieron tan amigos que ahora Jack, de seis meses de edad, ni siquiera reconoce a los de su propia especie. Lo más curioso es que ahora lleva collar, es capaz de saltar sobre sus patas traseras, le gusta coger palos y disfruta caminando.

«Jack sigue a Jessie dondequiera que vaya e incluso trata de imitarla cuando ladra», comentó Alison. «Su beee tiene ciertos matices de guau que todo el mundo encuentra muy divertidos». Además, cuando Jack sale con Jessie al pasto, el cordero intenta también arrear a las ovejas y reunirlas bajo su guía.

Anuncios

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s