Las hormigas, ejemplo de agricultura sostenible

Según un estudio realizado en noviembre del 2008, las hormigas llevan practicando la agricultura sostenible desde hace más de 50 millones de años. Esto les ha permitido convertirse en uno de los insectos sociales más exitosos de la naturaleza.

Los investigadores han observado que algunas hormigas obreras tienen una sustancia blanca en sus cuerpos, similar a la cera, pero después de mirarlas a través de un microscopio, descubrieron que se trata de un microorganismo del grupo de las actinobacterias, especies que produce más del 80% de los antibióticos utilizados por el ser humano. En las hormigas, estas bacterias producen compuestos antifúngicos, que detienen bacterias patógenas (que se encuentran en el exterior) que pueden atacar, por ejemplo, el jardín.

El físico alemán Dirk Helbing demostró que los interminables atascos podrían ser cosa del pasado si aplicásemos las técnicas utilizadas por las hormigas, que son capaces de trasladarse masivamente de un lado a otro sin que se el tráfico se congestione en ningún momento.

Anuncios

Una respuesta a “Las hormigas, ejemplo de agricultura sostenible

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s