¿Por qué nos hace llorar la cebolla?

 Las cebollas contienen trans-(+)-S-(1-propenil)-L-cisteina sulfóxido, una molécula inodora. Cuando cortas la cebolla, produces roturas celulares que permiten a un enzima llamada alinasa entrar en contacto con esa molécula, produciendo piruvato, amoníaco y syn-propanotial-S-óxido. Esta última molécula es la responsable de la irritación ocular y del lagrimeo.

  Reacción catalizada por la alinasa
No se sabe con certeza porqué este propanotial es lacrimógeno, pero se cree es debido a que en contacto con el agua se descompone dando popanal, ácido sufúrico y ácido sulfhídrico. Posiblemente es el ácido sulfúrico, un ácido muy fuerte, el que daña la membrana conjuntival, produciendo el lacrimeo.

  Descomposición del propanotial
Si se va lavando la cebolla a medida que se va cortando, se llora menos. Como se puede deducir, el lavado de la cebolla tiene dos efectos:
1. Ayuda a eliminar el propanotial, ya que es soluble en agua.
2. Ayuda a que el propanotial se rompa con el agua del lavado.

  Los malos olores
  Y ya para terminar y dedicado a la gente que cuida su aliento, diremos que el mal olor que deja la cebolla es debido a varias sustancias azufradas presentes en ella:
Ácido sulfhídrico, producido en la reacción anterior, que huele a huevos podridos.
– Otros productos azufrados, como el dipropildisulfuro o el alilpropildisulfuro también colaboran a endemoniarte el aliento.

Anuncios

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s